Cómo volver a divertirse en el trabajo

Le pasa a todo el mundo. Empiezas tu carrera con entusiasmo y poco a poco el trabajo extra comienza a parecer una carga. No hay suficiente café o sueño que te inspire a levantarte de la cama por la mañana e ir a trabajar. ¿Te suena familiar? Según la última encuesta de Gallup, sólo el 34% de las personas están comprometidas con su trabajo, lo que significa que la mayoría de las personas no lo están. ¿Eres tú una de ellas?

La falta de compromiso es un problema obvio para el empleador ya que ve una reducción en la productividad y rentabilidad, pero ¿qué pasa con el problema que a ti te causa? Cuando sientes falta de compromiso eso impacta en tu felicidad. Te hace más irritable y te frustra más, lo que aumenta tus niveles de estrés. ¡La falta de compromiso está afectando tu salud! Pasarás 1/3 de tu vida en el trabajo durante toda tu vida. ¿Quieres pasarlo infeliz y poco saludable o sentirte mejor? Esta es la elección de cada líder. Para mejorar el compromiso, uno de los lugares en los que recomendamos comenzar es comprender tu pasión. La pasión es lo que te conecta con tu trabajo y tiene un profundo impacto en tu satisfacción laboral. Aquí hay cuatro formas con las que puedes encontrar la pasión en tu trabajo.

  1. Pasión por lo que haces. Tal vez seas un comprador minorista y te encanta elegir los artículos que exhibirás la próxima temporada o tal vez seas un instructor de paracaidismo. Evalúa tu trabajo e identifica si encuentras pasión en lo que haces. Si no, no te preocupes. Eso no significa que no puedas encontrar la pasión. Este es uno de los conceptos erróneos sobre la pasión, que sólo se puede encontrar en lo que haces ¡y no es cierto!
  2. Pasión por cómo lo haces. Quizás tu empleo sea trabajar en un gran equipo de servicio al cliente. Todos tienen el mismo trabajo, servir al cliente, pero tú haces un esfuerzo adicional. Con entusiasmo saludas a tus clientes en cada llamada telefónica e incluso haces un esfuerzo adicional al enviarles notas de cumpleaños cada año. Eso es una gran fuente de pasión, ya que puedes mirar tu trabajo y encontrar formas de hacerlo propio. Pregúntate: ¿Agregas un toque personal a tu rol o estás siguiendo el statu quo? Si esta fuente de pasión no resuena contigo, prueba la siguiente fuente de pasión.
  3. Pasión sobre porqué lo haces. Tal vez quieras ser una persona de influencia para el medio ambiente para salvar el planeta o tal vez ser un maestro para impactar las vidas de los futuros líderes. Esta es una gran fuente de pasión, pero algunos trabajos pueden no prestarse tan fuertemente a esta fuente en particular. Para encontrar la pasión de por qué haces algo, pregúntate: “¿Por qué es importante lo que estoy haciendo?” Si descubres que hay un propósito subyacente que te inspira como resultado de responder la pregunta, ese es tu “por qué” para levantarte de la cama por la mañana.
  4. Pasión por quién lo haces. ¿Quiénes son las personas a las que quieres ayudar? ¿Qué diferencia harás en sus vidas? ¿Por qué quieres ayudarlos? Tal vez estés en servicios financieros y quieras ayudar a las personas a ahorrar para la jubilación o tal vez seas un defensor público y quieras ayudar a tus clientes. Hazte una pregunta: “¿Cómo cambiaron las vidas de las personas a las que sirvo?” Si puedes escribir muchas razones por las cuales lo que haces es importante para los demás, esta puede ser una gran fuente de pasión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *