¿Qué hacer cuando se siente más inteligente que su jefe?

Sentirse más inteligente que su jefe puede ser increíblemente frustrante y agotador. Pero antes de que comience a desahogarse y a pensar sobre todas las cosas en las que siente que es mejor que su jefe, intente replantar. Si usted es demasiado crítico con su jefe, es hora de mirarse en el espejo antes de sobrecargar su ego. Cuando se siente más inteligente que alguien, usted está en modo de juicio, lo cual significa que es más subjetivo y más vulnerable a ver el mundo a través de su propio sesgo. Estos son algunos consejos sobre qué hacer cuando se siente más inteligente que su jefe, para que así pueda mejorar su relación y su influencia en el liderazgo.

  1. Sea curioso. Busque entender la experiencia y las habilidades que lo llevaron al cargo que tiene. Piense en su conjunto de habilidades de manera más amplia. Si bien puede haber áreas en las que se sienta más inteligente que su jefe, lo contrario también es cierto, lo que significa que hay áreas donde su jefe tendrá un mejor conocimiento y habilidades que usted. Cada persona pueden ser sus maestro y su alumno, todos somos capaces de enseñar y aprender unos de nosotros.
  2. Deje ir el ego. El hecho de que algo le apasione o crea que es correcto, no siempre quiere decir que es lo correcto. Su jefe podría ver cosas que usted no es capaz de ver, y esas cosas podrían ser muy importantes para entender cuando juzgue las acciones de alguien. Asegúrese de obtener todos los hechos y renuncie a su necesidad de demostrar que tiene la razón.
  3. Ajuste las expectativas. ¿Usted es un perfeccionista o tiene altos estándares? A veces los altos estándares pueden contaminar su capacidad de ver una situación objetivamente. Apóyese en su inteligencia emocional y expanda su consciencia social al ser abierto hacia los diferentes enfoques y formas de hacer las cosas. Piense sobre ello como instrucciones, algunas personas pueden apreciar la ruta directa, mientras que otras pueden apreciar el paisaje. Solo porque es diferente a lo que usted haría, no siempre significa que está mal. 
  4. Acorte las diferencias. En vez de aplicar una mentalidad desafiante con su jefe, busque la oportunidad de ser un socio estratégico. Considere preguntar: “¿Cómo podríamos colaborar y aprovechar nuestras habilidades para solucionar este problema?” Los dos juntos pueden ser capaces de crear una solución mucho más fuerte de la que lo harían solos.
  5. Evite los chismes. Desestimar a su jefe no siempre le hace lucir mejor a los ojos de su audiencia. Esto algunas veces puede ser contraproducente y puede dar la idea de que usted es poco fiable o que es difícil trabajar con usted. Si está frustrado y necesita desahogarse, intente identificar qué quiere hacer específicamente para mejorar la relación. Entonces programe una reunión con su jefe para discutir.
  6. Sea respetuoso. Solo porque se sienta superior, no significa que tiene el derecho de ser grosero o condescendiente. Si quiere demostrar un punto, sea mejor persona y modele el comportamiento de un líder influyente y respetuoso. Enseñarles a otros a socavar la autoridad crea una cultura de desconfianza. Sea el cambio que se necesita y no el líder que critica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *