Cómo combatir los temores dominicales

Es domingo por la noche, el fin de semana está terminando, usted abre su correo electrónico con la inocente creencia de que solo quiere saber que hay en su bandeja de entrada para poder comenzar a planear su semana, y diez minutos después, ¡PUM!, el trabajo lo absorbe y el estrés comienza a acumularse. Este es un ejemplo de lo que ahora se llama los temores dominicales. Definido, los temores dominicales es la ansiedad que comienza los domingos por la noche con el inminente regreso al trabajo el día siguiente. Esto también se conoce como la lenta expansión del trabajo y es un factor que contribuye al síndrome del “burnout”. En una encuesta de LinkedIn de 1000 adultos, encontraron que el 80% dijo que experimentaron un aumento en el estrés, relacionado con su trabajo, los domingos en la noche. Wallstreet Journal incluso llegó a decir que el domingo por la noche es el nuevo lunes por la mañana.

¿Por qué este es un problema? Por el síndorme del burnout generado. Usted y sus empleados están experimentando estrés sin poner un pie en la oficina, lo que genera una reducción en la productividad y desperdicia tiempo valioso necesario para recargarse. Aquí le damos 5 consejos sobre cómo combatir los temores dominicales.

  1. Establezca una política de “apagón” (blackout) para responder correos electrónicos. Como líder, usted establece la pauta sobre cómo su equipo responde a los correos electrónicos cuando está fuera del trabajo. Si usted desea reducir su agotamiento, deje de enviarles correos electrónicos el fin de semana o establezca como regla que solo deben revisar y responder los correos electrónicos cuando vuelvan a la oficina. Si no logra que esta sea una regla clara, los empleados asumirán que deben responder su correo electrónico sin importar si están o no en horario laboral. Los teléfonos inteligentes hacen que sea muy desafiante desconectarse de todo, incluyendo el trabajo, así que necesita dejar las reglas claras.
  2. Programe sus correos electrónicos. Si quiere enviar correos electrónicos durante el fin de semana, considere utilizar una herramienta que retrase el envío de los correos hasta horas laborales. Esto le permite enviar correos electrónicos, pero evitando molestar en el tiempo libre de sus empleados.
  3. Establezca límites personales. Establezca si debe y cuándo debe responder correos electrónicos fuera del trabajo. La recomendación es que no debe revisar correos electrónicos para que pueda darse el tiempo adecuado para relajarse, pero si es necesario, designe ciertos horarios en los que estará disponible, por ejemplo de 8:00 a 9:00 am un sábado. Esto asegura que no está trabajando las 24 horas y que se está dando un tiempo para desconectarse y descansar.
  4. Cree una rutina de cuidado personal los domingos. ¡Retome sus domingos! Planee actividades o elija un proyecto que ocupe su tiempo para distraerse ante la inminente semana laboral. Manténgase ocupado para que no esté disponible para revisar correos electrónicos y pensar sobre el trabajo.
  5. Identifique la causa. Si usted está sufriendo los temores dominicales, intente identificar la causa. ¿Es un proyecto específico o es su carga de trabajo general? Entienda qué es lo que está causando la ansiedad para que pueda abordarlo. Por ejemplo, si es su carga de trabajo, hable con su jefe y su equipo para delegar las responsabilidades con el fin de darse una carga de trabajo más manejable. Utilice los temores dominicales como una oportunidad para identificar y resolver lo que ha estado estresándole en el trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *