Desarrolle empleados efectivos y devotos

Muchas compañías y líderes piensan que la parte más importante del proceso de contratación es conseguir que un candidato firme una oferta de trabajo. Asumen que una vez que el candidato firma, ya no tienen que trabajar en hacer que su organización sea atractiva porque la persona aceptó la oferta. Sin embargo, aquí es donde gran parte del proceso de venta de su compañía comienza, y viene en forma de integración. Una experiencia de integración, es decir, las primeras semanas y meses de trabajo de un empleado, determinarán si querrán o no trabajar para usted a largo plazo. Según Digitate, los empleados que tienen una mala experiencia de integración son dos veces más propensos a buscar nuevas oportunidades laborales.

Todos sabemos la importancia de una primera impresión, y la integración es la verdadera primera impresión del empleado en su compañía. Si ellos piensan que es mala, es menos probable que quieran crecer profesionalmente con usted. Esto es lo que puede hacer para asegurarse de ofrecer una buena experiencia de integración.

  1. Cree un departamento específico para la integración. No espere que Recursos Humanos cubra todo lo que ellos necesitarán saber sobre la compañía. Cree un guía que sea específica para su departamento que incluya todo, desde información importante y preguntas frecuentes, las normas y reglas de equipo y hasta las siglas de la compañía. El empleado puede puede utilizar esta guía de recursos en periodos de tiempo de (p.e., cuando no pueda estar con ellos) para familiarizarse con el equipo y la organización.
  2. Asígnelos con un empleado. Asigne un empleado para actuar como su guía de integración. Haga que el guía de integración le de un recorrido por la oficina, muéstreles donde se encuentra todo, desde los baños hasta la sala de juntas, y sea un recurso para responder sus preguntas. Asignar un guía de integración hará que el nuevo empleado se sienta más cómodo al sentir que tienen a alguien a quien pueden acudir de inemdiato por ayuda o preguntas.
  3. Vaya más allá de los procesos y trámites. Hable sobre las normas de la compañía, como la presencia de los ejecutivos y lo que se necesita para tener éxito. Muéstreles el panorama completo de la organización, desde los valores de la organización hasta el organigrama. Entre más sepan y entiendan, más rápido se adaptarán a su cultura.
  4. Establezca una reunión para conocer y dar la bienvenida a los nuevos empleados. Organice una reunión informal o una “fiesta de nuevas contrataciones” donde los individuos de toda la compañía se presenten ante los recién contratados. Esta es una forma rápida de ayudar al nuevo empleado a establecer relaciones y sentirse parte de la organización.
  5. Trátelos como empleados antiguos. Un nuevo empleado debería tener todo lo que necesita para hacer su trabajo en su primer día así como lo haría un empleado antiguo. Piense en tecnología, equipo, escritorio, placa con nombre, correo electrónico, suministros de oficina, acceso a aplicaciones, etc. Esto es lo mínimo que se debe hacer para lograr una buena primera impresión. Esto indica que usted está listo y emocionado de tenerlos como parte del equipo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *