Cómo ser un pensador innovador

Lo único constante es el cambio. En el mundo acelerado de hoy, es esencial estar un paso adelante de la competencia para permanecer relevante y en el juego. Según McKinsey, el 80% de los ejecutivos creen que sus modelos de negocio actuales están en riesgo de ser perturbados en el futuro cercano. ¿Cómo superar la perturbación? Con la innovación. Sin embargo, no es tan fácil hacerlo. Una encuesta de AP descubrió que dos tercios de las organizaciones dijeron que la innovación es crucial para sobrevivir, pero solo un tercio dice que están innovando con éxito. Lo cual se traduce en que muchas empresas entienden que la innovación es importante, pero siguen luchando para innovar. Estos son los consejos que le pueden ayudar a tener éxito innovando.

  1. Deje ir el ego. Para ser innovador debe dejar de lado su necesidad de estar en lo correcto y, en cambio, debe estar abierto a nuevas ideas y enfoques. Si su ego no está bajo control, corre el riesgo de perder soluciones y mejoras que podrían hacer que su idea sea aún más exitosa. Además, cuando el ego es demasiado alto, puede pasar por alto las consideraciones necesarias que debe tomar en cuenta ahora para evitar contratiempos en el futuro. Supere el ego viendo las cosas desde un punto de vista opuesto o diferente. Salga de su propia cabeza para ver el panorama completo.
  2. Sea curioso. Intente dejar de lado el juicio y esté abierto a otros enfoques o ideas. Haga preguntas abiertas para recopilar información y evite hacer juicios inmediatos sobre si algo funcionará o no. Cuando siente curiosidad, no solo se está abriendo a aprender más, sino que también les permite a los demás sentirse más cómodos compartiendo ideas.
  3. Salga de su zona de confort. La comodidad debería asustarle ya que es la forma más rápida hacia la irrelevancia. Encuentre oportunidades en su día para salir de la rutina y su zona de confort típicas. Cuando toma riesgos y da un paso atrás, puede ver el panorama completo con mayor claridad y podrá encontrar soluciones únicas ya que no está viviendo lo que se hizo en el pasado.
  4. Escuche activamente. En una sesión de lluvia de ideas o conversación, practique la escucha activa. Escuche lo que se dice y lo que no se dice. Conecte los puntos y haga preguntas abiertas para comprender mejor la situación y los puntos de vista. La escucha activa le permite escuchar nuevas ideas y soluciones que pueden perderse cuando sólo está esperando para responder o no está haciendo preguntas. La escucha activa funciona mejor cuando puede hacerla en combinación con dejar ir el ego y practicar el ser curioso.
  5. Acepte la diversidad. La innovación funciona mejor cuando hay múltiples puntos de vista. La diversidad en los puntos de vista puede revelar desafíos potenciales y nuevos enfoques que podrían no haber sido notados si todos compartiesen el mismo punto de vista. Si tiene un equipo con ideas afines, intente hablar con alguien con un punto de vista diferente que lo ayude a revelar cualquier obstáculo o brecha potencial.
  6. Vea las cosas desde diferentes perspectivas. Pregúntese: “¿Quién más ha resuelto este desafío?” La respuesta podría ser otra organización en su industria o una organización fuera de su industria. Póngase en sus zapatos y pregúntese cómo ellos resolverían este problema. Cuando mira más allá de su organización en busca de soluciones, puede generar nuevas ideas, resolver sus problemas más rápidamente y obtener nuevos conocimientos, que combinados pueden impulsar su éxito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *