Cómo ser un contador de historias efectivo

Contar historias ha sido un término muy popular en los negocios en los últimos años por una buena razón. Primero, las historias son una excelente forma de conectar a los empleados con la misión de la organización y entre sí. Segundo, las historias son una excelente forma para que los clientes conecten con su marca y quieran hacer negocios con usted. Consideremos dos enfoques. Usted es un gerente y quiere que sus empleados estén apoyando una nueva iniciativa. El primer enfoque es simplemente decirles lo que van a hacer para apoyar la iniciativa. Por ejemplo: “Equipo, el enfoque de la compañía es lograr X, necesitan hacer todo lo necesario para lograrlo”. Un enfoque alternativo es contar una historia para ilustrar por qué ellos son una parte integral del éxito de la iniciativa. Va más o menos así: “Hola equipo, he convocado una reunión hoy para discutir con ustedes el futuro de la organización y una importante iniciativa estratégica que necesita de su ayuda para tener éxito. Conozco las fortalezas que tenemos en este equipo, y siento que no hay un mejor desafío que podamos enfrentar y conquistar juntos”.

¿Qué enfoque es más motivante para usted? Si es como la mayoría, sería el último caso. Anhela una conexión genuina con lo que está haciendo. Quiere que tenga un significado personal. Eso es lo que hace contar historias, conecta a los empleados con la empresa y los clientes a la marca comercial al desencadenar una experiencia emocional.

¿Es nuevo en contar historias? Estos son algunos consejos sobre cómo incorporar contar historias a su negocio.

  1. Vaya más allá de lo superficial. Los empleados y los clientes se dan cuenta cuando sólo se les está vendiendo algo. Ellos quieren una conexión genuina a un nivel más profundo. No tenga miedo de ser vulnerable y real.
  2. Utilice historias para conectarse a un propósito más grande. Se ha descubierto que los Millennials hoy en día desean trabajar y comprar en compañías socialmente conscientes. Las marcas como Patagonia y TOMS han tenido un gran éxito invirtiendo en temas sociales y demostrando que al hacer negocios con ellos, usted está generando un cambio en el mundo. Enfocarse en los problemas sociales no solo atraerá a los clientes, sino también a los empleados, ya que la nueva generación de Millennials se esfuerza por trabajar para organizaciones socialmente conscientes.
  3. Conozca a su audiencia. Esto va más allá de los aspectos demográficos, sumergiéndose en un nivel emocional que aborda puntos críticos. Cuando entiende el dolor, necesidades y preocupaciones de los clientes y de los empleados, puede tomar decisiones más informadas para aliviar estos puntos.
  4. Conozca su mensaje. ¿Qué quiere que las personas sepan sobre su organización? ¿Si tuviera un minuto para responder sin preparación, podría? Si la respuesta es no, probablemente no tenga un mensaje fuerte y fácil de entender. Elabore una visión o misión inspiradora que pueda compartir para ayudar a las personas a conectarse con su organización.
  5. Sea empático. Utilice un tono conversacional con un lenguaje común que sea entendido por su audiencia. Si su mensaje es demasiado complejo, no será escuchado. Además, sea personal. Demuéstreles que usted también es un ser humano y que experimenta los mismos desafíos que ellos. Entre más empático sea, más fácil será conectarse con usted.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *